El descenso en rappel nos permite el contacto directo con la montaña y la naturaleza, suministrándonos una gran dosis de adrenalina mezclada con una sensación extrema de libertad.